top of page
  • Culturas Diversas

MANIFIESTO ORGULLO, 2 DE JULIO DE 2022

Actualizado: 18 jul 2022


Hoy, las disidencias sexuales y de género de Popayán y el Cauca: las maricas, lesbianas, machorras, trans, travestis, no binaries, intersexuales, pansexuales, areperas, bisexuales, indefinides y rares nos movilizamos hombro a hombro como fuerza vital de los sectores populares, colectives, individualidades y de las organizaciones comunitarias, tejiendo dignidad desde las múltiples exigencias que nos habitan y nos mueven para salir a las calles organizades, para enfrentar la política de muerte y exclusión, esas mismas políticas transmaricolesbofóbicas que nos ha llevado a ocupar lugares de invisibilidad y marginalización.


Una lucha histórica que hemos disputado desde nuestres cuerpes disidentes, nuestras formas organizativas propias, formas de desear, amar y ser en un mundo que nos quiere normades.


Es por ello que combatimos todas las violencias sistemáticas y estructurales que vivimos. Denunciamos las violencias policiales que se exacerban contra nosotres, por habitar cuerpes e identidades disidentes.


De manera especial, exigimos que cese la persecución sistemática a la que han sido sometidas nuestras hermanas trans trabajadoras sexuales del sector de la Galería La Esmeralda, quienes son golpeadas, amenazadas, maltratadas física y psicológicamente por el machismo naturalizado. Asimismo, denunciamos la persecución de líderes, lideresas y lidereses sociales que han agenciado procesos de resistencia y defensa de los derechos humanos por una vida digna.


Luchamos para que la salud sea un derecho sin prejuicios: exigimos modelos de atención con enfoque diferencial que reconozcan y respeten nuestras identidades. ¡Nuestres cuerpes y experiencias no son anomalías, ni patologías a curar!


Marchamos por el derecho a trabajar. Muches de nosotres hemos sido sometides a la imposibilidad de acceder al derecho al trabajo a causa de nuestras orientaciones sexuales e identidades de género disidentes.


Demandamos acceso a la educación: nuestras orientaciones sexuales e identidades de género diversas incomodan en todos los niveles educativos donde, principalmente a las personas trans y no binaries, se nos continúa negando el acceso pleno con enfoque diferencial, discriminando y violentando, sin la garantía de participación en la academia o en el mundo de las artes y los oficios, sin posibilidades para permanecer en ellos. También somos objeto de diversas formas de rechazo y discriminación en espacios laborales y comunitarios.


Exigimos garantías para la construcción e implementación de políticas públicas, que no sean solo un maquillaje con banderas y arcoíris de los gobiernos para posar de políticamente correctos, sino que asuman la garantía de derechos de nuestra población.

Resistimos de múltiples maneras: nuestra apuesta activista no depende de ninguna institución política, partimos de la autogestión y el trabajo colaborativo, como una respuesta a la burocracia y las fobias de las instituciones, que recaen en estereotipos sobre nuestras prácticas, cotidianidades, problemáticas, vidas y existencias. Por eso nos movilizamos desde diversas identidades individuales y colectivas: las fundaciones, las asociaciones, los colectivos, colectivas y colectives, las casas drag y familias de madres trans, parches y el Bloque Transfeminista, juntanza crítica de las formas normativas de la sexualidad y la instrumentalización de nuestras identidades disidentes.


Hoy estamos más fuertes que nunca, el poder de la diversidad, la fuerza transmarica se ha tomado las calles. Hacemos parte de un momento histórico, en el que le apostamos a vivir sabroso.


¡Un grito marika, arepero, trans, no binarie y disidente se toma Popayán!


Vea la marcha (28/06/2022) de Popayán en imágenes aquí.


32 visualizaciones0 comentarios
bottom of page